Ayuda, ¡soy un informante! Consejos útiles a la hora de denunciar

Informar sobre un acto ilícito no es una tarea fácil. Descubra cómo comunicar infracciones con eficacia y cómo puede protegerse durante todo el proceso.
Claudio Interdonato
Secciones

Ha observado una actividad en el trabajo que infringe la ley o va en contra del código de conducta. Aunque sabe que comunicar la infracción es lo adecuado, es una decisión complicada, ya que podría tener repercusiones importantes en su lugar de trabajo. En este artículo, le explicamos qué debe tener en cuenta antes de revelar información y a dónde acudir si necesita apoyo.

Illustration man

¿Por qué dan la voz de alarma los informantes?

Muchos alertadores están motivados por la voluntad de hacer lo correcto. Ven que en su organización se cometen irregularidades o conductas indebidas y sienten el deber de mejorar la situación.

La figura de los informantes ha cobrado relevancia en los últimos años como resultado de escándalos como los de LuxLeaks, los Papeles de Panamá y Cambridge Analytica, que han llevado a un mayor reconocimiento del valor que aportan los alertadores a la sociedad. Acontecimientos como estos también han dado lugar a una normativa a nivel europeo para proteger mejor a los alertadores de las represalias, como es la Directiva Whistleblowing. En España, el Proyecto de Ley de protección de las personas que informen sobre infracciones, que transpone la Directiva, permite a toda persona comunicar actos ilícitos para evitar que sufran amenazas o acoso, entre otros daños.

En algunos países, los alertadores reciben recompensas económicas por sacar a la luz infracciones. Esto es especialmente notable en Estados Unidos, donde los denunciantes pueden recibir una bonificación del gobierno por revelar información relacionada con el fraude y la mala conducta financiera. En España, actualmente no se ofrecen incentivos por delatar irregularidades.

¿Qué tipo de irregularidades pueden reportar los informantes?

Las denuncias se centran en incumplimientos según una ley específica, como puede ser un delito penal, discriminación o pruebas de encubrimiento. Otras infracciones que se pueden demandar son casos de robo, acoso laboral, o el uso de los recursos empresariales con fines propios. 

La legislación de cada país determina si un informante recibe protección y en qué circunstancias. Por ejemplo, los países de la UE deben aplicar la Directiva Whistleblowing para proteger a los alertadores ante la comunicación de infracciones de la legislación de la UE, como son el fraude fiscal, el blanqueo de dinero, los delitos relacionados con los contratos públicos, la seguridad de los productos y el transporte, la protección del medio ambiente, la salud pública y la protección de los consumidores y los datos (la Directiva anima a sus Estados miembros a ampliar esta protección para incluir también las infracciones específicas según la legislación nacional). 

En España, en los últimos años, tras las reformas del Código Penal y el artículo 31 bis de la responsabilidad penal de las personas jurídicas, empresas y partidos políticos han promovido iniciativas para proteger mejor la figura de los alertadores, con un enfoque centrado en prevenir riesgos ante las infracciones. El Proyecto de Ley, aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 13 de septiembre de 2022, pretende impulsar que los ciudadanos comuniquen cualquier irregularidad sin miedo a las represalias mediante sistemas de información seguros que garanticen la confidencialidad. 

Es importante resaltar que el proceso de interponer una denuncia es diferente al hecho de informar sobre una infracción en el lugar de trabajo. Una queja por parte de un empleado, por ejemplo, es una cuestión de interés personal y puede que no afecte al público en general. Sin embargo, algunas empresas permiten que los empleados informen de infracciones en el trabajo a través de sus canales internos de denuncia.

¿Pueden los informantes hacer pública una irregularidad y seguir estando protegidos?

Por lo general, los responsables legales prefieren que los informantes reporten primero una mala conducta a nivel interno. El Proyecto de Ley, por ejemplo, establece que los informantes pueden optar por informar de un incidente primero internamente en la empresa o directamente a la autoridad de supervisión pertinente. Si el proceso de gestión de la denuncia no se toma en cuenta, o si el informante tiene motivos para creer que hay un interés público, también puede acudir directamente a una entidad pública. En todos estos casos, la normativa los protege de represalias.

¿Qué debe tener en cuenta a la hora de reportar una infracción?

Ha sido testigo de una infracción que desea revelar. ¿Qué pasos debe seguir para asegurarse de que plantea el asunto de la manera correcta y de que está protegido en todo momento? 

1. Conozca la ley para saber qué protecciones existen 

La información es poder y las leyes de protección de los informantes son diferentes en cada país. La ley le informará de cómo reportar de forma correcta, qué puede comunicar, cómo, a quién, cuándo y en qué circunstancias estará protegido. Aunque los Estados miembros de la UE están obligados a incorporar la Directiva Whistleblowing a su legislación nacional, esto sólo garantiza una serie de medidas generales. 

2. Compruebe el procedimiento de denuncia dentro de la empresa y los canales de los que dispone

El siguiente paso sería comprobar si su empresa tiene su propio programa de Compliance con una política de denuncia y un canal interno de información. A menos que tenga razones para creer lo contrario, es muy probable que esto sea la mejor solución para empezar. La política de denuncia de una empresa debe proporcionar una orientación clara sobre el proceso de denuncia interna, cómo plantear una infracción, definir los tipos de infracciones que se pueden plantear y describir las protecciones o restricciones legales. 
 

3. Considere la posibilidad de permanecer en el anonimato

En muchas jurisdicciones, las empresas tienen la obligación de mantener la identidad de sus informantes en secreto. Los alertadores pueden, en muchos casos, elegir permanecer en el anonimato, incluso para el gestor responsable de llevar su caso. Algunas empresas cuentan con canales de denuncias digitales que encriptan los mensajes que pasan entre el denunciante y el responsable del caso, lo que permite al alertador permanecer realmente en el anonimato con la posibilidad de una trazabilidad permanente, para realizar un completo seguimiento del proceso de denuncia. 

4. Evite investigar por su cuenta

La tarea del alertador es informar, no investigar. Limítese a los hechos concretos. No exagere y no haga acusaciones infundadas ya que, si su denuncia pasa a la fase de investigación o tribunal y no se confirma, pueden llevar a la otra parte a afirmar que su demanda es falsa. Además, cualquier investigación realizada por el denunciante podría conseguir poner en evidencia a los sospechosos y socavar cualquier investigación interna posterior. 

 5. Acuda a otras instituciones si fuera necesario, pero tenga cuidado con las implicaciones

Hay muchas razones por las que resulta ventajoso tanto para el alertador como para la empresa mantener los asuntos internamente. Sin embargo, si su empresa no toma ninguna medida, o si sospecha que hay un encubrimiento, entonces es conveniente acudir a otros organismos como la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. Si sufre represalias como consecuencia de ello, puede que tenga que considerar la posibilidad de recibir asesoramiento jurídico independiente o ponerse en contacto con una organización de apoyo que pueda ayudarle. Tenga en cuenta que este camino es largo: la determinación, voluntad y una red de apoyo son imprescindibles, y puede que necesite recursos financieros adicionales en el camin

¿A quién puedo recurrir si necesito apoyo?

Tal vez tenga preguntas sobre la ley, o se enfrente a un trato injusto o represalias como resultado de su denuncia. ¿A quién puede dirigirse para obtener apoyo? Hemos recopilado una lista de organizaciones que pueden ayudarle. 

 

¿Nos hemos olvidado de alguna? Envíenos un correo electrónico a contact[at]eqs.com.

Europa

España

Transparency International España

República Checa 

Oživení

Estonia 

Transparency Estonia

Francia

La Maison des Lanceurs d’Alerte and Alertes.me

Alemania

Whistleblower-Netzwerk e.V.

Irlanda

Transparency International Ireland

Italia

Transparency International Italia

Serbia 

Pištaljka (“The Whistle”)

Reino Unido

Protect and ACAS (free, impartial advice on workplace rights, rules and best practice)

 

Norte & Centro América

América del Sur

A nivel continental

Poder

 

África

Asia

Australia

Internacional

Informe de Denuncia de Irregularidades 2021

Un estudio exhaustivo sobre las denuncias en las empresas europeas

Comparta este artículo en:

Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en facebook
Claudio Interdonato
Claudio Interdonato
Business Development Director South Europe | EQS Group
Claudio Interdonato es responsable del desarrollo de negocio y del apoyo a los socios para la región del sur de Europa y lidera el mercado español. Claudio tiene más de 25 años de experiencia en Gestión Estratégica, Cumplimiento Normativo, Gobierno Corporativo, Desarrollo de Negocio y Gestión de TI y Tecnología. Antes de unirse a EQS Group, Claudio ocupó puestos ejecutivos y de dirección en Got Ethics, Ryan-​Kay Consulting, Olympus Biotech International y BBraun Aesculap. Claudio tiene una amplia experiencia internacional y habla con fluidez inglés, español, francés e italiano.